Inicio / Ultimas noticias / La Federación de Industria de USO sigue apostando por la negociación en el conflicto de Sniace

La Federación de Industria de USO sigue apostando por la negociación en el conflicto de Sniace

La Federación de Industria de USO (FI-USO) desea hacer las siguientes manifestaciones con respecto a las últimas noticias generadas en torno a la empresa Sniace.

En primer lugar rechazar por capciosa la información sobre que USO ha abandonado la lucha por salvar los puestos de trabajo de Sniace. Todo lo contrario, seguimos trabajando en ese empeño aún a sabiendas lo difícil que supone tal objetivo tras la estrategia suicida llevada a cabo por el resto de sindicatos presentes en el comité junto con sus respectivos asesores. La lucha basada exclusivamente en manifestaciones callejeras se ha mostrado inútil para los trabajadores de Sniace como ha quedado sobradamente demostrado.

Por otro lado, no deja de sorprendernos el anuncio de “crear un frente común con la empresa” para evitar la liquidación realizado ahora por estos sindicatos. Nos causa perplejidad cuando hace pocas fechas eligieron la confrontación y la no negociación que ha tenido como única consecuencia el despido inmediato de toda la plantilla de trabajadores, a la vez que de manera organizada, con métodos mafiosos y trasnochados, intentaban aislar al único sindicato que había apostado y sigue apostando por la negociación. El efecto buscado ha tenido el efecto contrario ya que la afiliación a USO en Sniace ha crecido exactamente un 36% en estos meses.

En este momentos parece que se dan cuentan del terrible error cometido pero en el afán de escurrir el bulto vuelven a engañar a los trabajadores dándoles falsas esperanzas de una hipotética solución global cuando se está mucho más cerca de liquidarse la compañía que de una mínima solución de transición, que, de producirse, será a base de muchos más sacrificios por la parte social que los planteados por USO en el proceso de negociación del ERE.

FI-USO lo que quiere oír de estos dirigentes sindicales es la asunción de responsabilidades y la dimisión de aquellos cargos que con su incompetencia han sido colaboradores necesarios para cerrar una empresa de 533 trabajadores.

Por otro lado, resulta incongruente mantener unas movilizaciones y a la vez anunciar un frente común con la dirección de la empresa, a no ser que las movilizaciones vayan encaminadas a otros fines distintos al anunciado, algo que desde hace tiempo parece algo más que una sospecha.

USO, en todos sus niveles orgánicos, está realizando, tanto en Cantabria como en Madrid, todas aquellas acciones que puedan conducir a la búsqueda de soluciones y mantiene, como viene haciendo hasta el momento, la vía negociadora y la responsabilidad como eje de su acción sindical, pero sin crear falsas expectativas a nadie ya que somos conscientes de la situación, tanto antes como ahora.

Por último, trasladar al resto de sindicatos que el sectarismo y la imposición no ayudan a los trabajadores de Sniace. FI-USO mantiene su estrategia de diálogo y colaborará desde la unidad con aquellos que abandonen la exclusión y el frentismo como estrategia sindical.

FEDERACIÓN INDUSTRIA USO-CANTABRIA

 

 

Un comentario

  1. Yo, me creo esta versión. De hecho, no se porqué se nos vende que el «ir contra la empresa» es la bandera de quienes necesitamos «salvar la empresa».
    Hagamos frente común con el sentido común para salvar la empresa.
    Ningún empresario salvaría una empresa que le cueste dinero. Cada día que pasa se generan más perdidas por no haberla salvado ya. Si se vuelve a abrir la empresa, los únicos que pueden pagar esas perdidas son los trabajadores a través de sueldos más bajos. Hasta que llegue el momento en que esto no pueda ser salvable.

    Si creyese que un solo dirigente sindical de los que ha generado esta situación fuese capaz de dimitir, podría creerme que han llegado a esta situación por error. No me creo que fuesen del tipo que dimite, por lo que creo que más que por error, nos han llevado a esto porque les importa más su chiringuito sindical que la empresa y sus trabajadores.

    Esperemos que en la cabeza de la empresa queden personas con suficiente romanticismo hacia la empresa como para salvarla sin tener casi beneficio, si se lo ponemos suficientemente fácil. Si nos dedicamos a insultarles y a ponerlo difícil, seguro que se largan a otros proyectos que les sean más rentables. Nadie les obliga a aguantar que el colectivo de trabajadores desahogue sobre ellos la rabia trasnochada de que la empresa no de beneficios para mantener los niveles del 2007

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.