Inicio / Ultimas noticias / Sniace, de aquellos polvos, estos lodos

Sniace, de aquellos polvos, estos lodos

Valga la introducción de esta tribuna como resumen a lo sucedido esta semana en Sniace, y cuyo desencadenante son unos presuntos recortes que la empresa parece querer aplicar -una vez más- sobre una ya sobreexprimida plantilla que, dicho sea de paso, años atrás no habría dudado ni un minuto en salir a la calle y paralizar Torrelavega y lo que hubiera sido necesario con tal de conseguir sus fines, fueran los que fueran. Evidentemente, los aires políticos han cambiado.

Quienes ya han tenido que pasar por esto en otras ocasiones, podrían esperar a un comité incendiario y dispuesto a movilizarse ante semejante atropello laboral, pero ante la ausencia de las “viejas glorias”, se nos muestra un comité de empresa dócil y obediente, sujeto a las normas (ahora sí) de la reforma laboral que tanto criticaron y cuya única petición es la confianza de la plantilla para solicitar una reunión con el máximo accionista de la entidad, el señor Sabino García Vallina.

La actual presidenta del consejo de administración parece haber quedado en un segundo plano, y su único rol parece ya el de una activista contra el cambio climático, mezclado, eso sí, con las labores de ‘community manager’ del grupo Sniace.

El papel de Sabino García

Sabino García, en la actualidad máximo accionista de Sniace, entra en el accionariado del grupo con un capital cercano a los 9 millones de euros allá por el año 2008, al resultar la ingeniería asturiana TSK adjudicataria de la construcción de la planta de Bioetanol que Sniace planeaba construir en Polonia. TSK sería también la encargada de construir la tan famosa como necesaria depuradora de Sniace en los terrenos de Santillana del Mar.

El resultado de esta operación para TSK fue que del bioetanol nunca más se supo y los más de 20 millones de euros correspondientes a la construcción de la depuradora nunca fueron abonados en su totalidad por Sniace. Por tanto, TSK se convertía a la vez en propietaria y acreedora de Sniace, a partes iguales. De cómo esos pagos acabaron convirtiéndose en acciones en propiedad de TSK, y por ende del señor Vallina, quizá nunca nos enteraremos, pero la única realidad es que Vallina ha terminado siendo un ‘pillado’ más en el chicharro de Sniace. El ‘pillado’ número 1, para ser más exactos en el ranking de victimas del avispado Mezquita que continua con Félix Revuelta y el recientemente fallecido José Luis Fernández. Una vez más la pegajosa tela de araña tejida durante años por Blas Mezquita atrapaba un nuevo incauto en sus redes.

Desde entonces hemos visto como todos los movimientos de Sabino García han ido en la línea de acabar con Mezquita y su gestión, desalojarlo de la presidencia del consejo de administración y entendemos que de algún modo tratar de recuperar o minimizar las pérdidas de la “operación Sniace”.

García Vallina, propietario del 29,9% de las acciones de la compañía, continúa financiando al grupo Sniace en forma de préstamos personales durante este año 2019. Esto ha permitido a la empresa disponer de la liquidez necesaria para afrontar los pagos correspondientes al concurso de acreedores durante el presente año y de este modo ha sido posible continuar con la actividad.

En resumen, Vallina se convierte en máximo accionista y toma las riendas de una empresa en una situación crítica, inmersa en un concurso de acreedores de incierta viabilidad y con acuerdos suscritos con diferentes administraciones, además de con los trabajadores.Estos últimos tejidos por la misma red de influencias de Mezquita y ejecutados a la perfección por su ‘alter ego’ en lo moral, el señor José Manuel Colio, en calidad de director de RRHH y junto al tristemente famosillo abogado Alberto Novoa, en calidad de liquidador técnico y actor invitado en estas últimas fechas.

Visto lo visto, y según se extrae de lo expuesto este miércoles por el comité, ‘alguien’ en la empresa debe estar cuestionándose ciertos puntos -bastantes- del convenio laboral. O dicho de otra forma, ya se empieza a hablar de un descuelgue de convenio, algo “inaceptable” según el comité de empresa, al existir un acuerdo por 6 años firmado desde 2016.  Al mismo tiempo que reconocen que la empresa tiene todas las herramientas técnicas y legales para llevarlo a cabo en el momento que quiera. Quien acudiera a esta asamblea con la intención de aclararse no debió salir muy satisfecho, aunque debería tomar nota para las siguientes convocatorias… y es que en Sniace hay cosas que nunca cambiarán.

En este escenario habría llegado el máximo accionista a esta supuesta reunión con los representantes del comité. Este es el papel, o quizá el ‘papelón’, que le toca interpretar a quien está vaciándose literalmente los bolsillos para pagar las nóminas, y cuya primera pregunta podría haber sido en qué condiciones lo está haciendo. Pero como casi siempre en la historia reciente de Sniace, la cruda realidad va a un ritmo a veces difícil de seguir para los trabajadores, prueba de ello es la visita “sorpresa” de Alberto Novoa este pasado viernes y el anuncio por parte de la empresa de comenzar las negociaciones de un ERTE abierto para toda la plantilla.

La leyenda de Cardeña

Existe un relato de las peripecias de los restos del Cid tras su muerte, entre cuyos episodios se incluye el de la victoria del Cid después de muerto sobre los moros gracias a la treta de colocar su cadáver sobre su caballo para hacer creer al enemigo que no había fallecido. La figura de Rodrigo Díaz de Vivar  “El Cid Campeador” adquiere, en las leyendas de Cardeña, tintes milagreros y carácter de deidad.

Esta es la sensación vivida ayer cuando en la parte más cruda de la asamblea tomó la palabra el eterno secretario del comité, aclamado por los presentes – y no es broma- para suponemos echarle un cable a quienes hasta ese momento intentaban con poco éxito reconducir la situación.

Consiguió con su intervención aplacar los ánimos de los más beligerantes -media docena- que amenazaban con no realizar su trabajo mientras no cobraran la nómina, planteaban estos bajar e incluso parar la producción, de una forma sorprendentemente tímida sobre todo si lo comparamos con otras épocas no tan lejanas. No queda tan lejos en el tiempo aquel día en el que este mismo sujeto, y haciendo alarde de aquel famoso lema del “o todos o ninguno”, no tuvo ningún pudor en parar la fábrica de Celltech con una estúpida huelga. Paro que sirvió para igualar a la baja a toda la plantilla, esto es, todos a la puñetera calle, para terminar cerrando la fábrica durante 3 años, tal y como pretendía la empresa. Mantener parado Viscocel en 2013 solo hizo aumentar las pérdidas mensuales de una manera escandalosa.

Más lamentable aún es, que quien el miércoles tratara de explicarle a la plantilla que la empresa tiene todas las de ganar, haya sido la cabeza visible de todo un proceso de engaño, utilización y sometimiento constante a la plantilla de Sniace. Situación que se inició en la negociación del convenio colectivo del año 2012, en el que la parte “buena” del comité permaneció meses enrocada en su postura de subir los salarios un 20% mientras la empresa se encontraba en una situación de quiebra técnica. Para quien no lo recuerde, la firma de ese convenio se produjo previa convocatoria de huelga (suicida) y acta de desacuerdo in extremis en la sede del Orecla en Santander. A escasas 6 horas de la huelga, finalmente se produjo el “acuerdo del aparcamiento” entre el director de RRHH y nuestro Cid Campeador… por un 0,2% de subida de sueldo. Al fin y al cabo sólo fue mover dos ceros a la izquierda.

La postura de USO, consciente y preocupada por la situación de la empresa, fue siempre conservadora y contraria a una huelga que lo único que habría provocado era adelantar el inicio del ERE que Sniace anunció para la plantilla de Viscocel escasamente un mes después, y que fue el pistoletazo de salida al denominado “conflicto” de Sniace en 2013. Una vez más, todas las críticas del comité se dirigieron hacia los miembros de USO, cuyo único pecado fue siempre el de transmitir a los trabajadores la realidad de la empresa y sus dirigentes, al tiempo que frente a las absurdas e incendiarias convocatorias de huelga (2) del comité de empresa, transmitía la importancia en ese momento de mantener la “paz social”. ¿La respuesta? Abucheos e insultos al más puro fascistoide.

¿Y adivina el lector cuál fue la posición del comité durante la negociación de ese convenio? Le facilitamos el trabajo: “Sniace es una mina de oro” (Luis Corrales – CCOO), “A  nosotros nos da igual cómo le vaya a la empresa”  (Mario Villar – SU) y llamadas a las barricadas desde el templete de las asambleas. Sin embargo, el linchamiento público fue de nuevo para USO, que fue la única formación que se atrevió a decir en asamblea que “en la situación actual, el convenio preocupaba bastante poco”. Para la historia quedará.

La aparición de José María Gruber como asesor externo del Sindicato Unitario hizo aflorar la parte más incendiaria del secretario del comité. El fatídico mes de septiembre de 2013, el domingo sin acuerdo en el Orecla, y las proclamas de “las cartas (de despido) no van a llegar” y “o todos o ninguno” durante aquellas asambleas bananeras  fueron un lastre que el comité de empresa tuvo que arrastrar durante años, y este fue el motivo por el que la reapertura de Sniace tendría que producirse a cualquier precio, y “…que dure lo que dure”, tal y como llegó a reconocernos la por entonces secretaria general de UGT en Cantabria Mª Jesús Cedrún en los pasillos de  del Hotel Chamartín.

De este modo el comité de empresa de Sniace se convirtió –siempre lo fue- en el mejor y a la postre único aliado de Mezquita para esquivar todas las trabas que impedían que el empresario madrileño esquivara la temida Sección Sexta del Concurso de Acreedores de Sniace, siempre alentados por la falacia de la reversión de los despidos y la necesidad por ambas partes de maquillar el esperpento sucedido el 24 de septiembre de 2013 durante la negociación del ERE.

Desalojado el Partido Popular de la alcaldía de Torrelavega y posteriormente del Gobierno de Cantabria, USO parecía ser el último obstáculo para Mezquita. Dicho y hecho, toda la maquinaria de presión del holding de Blas, hábilmente conducida por José Manuel Colio, se trasladó a las últimas y decisivas reuniones del “plan laboral” en las oficinas de Sniace en Torrelavega. Pensaba Mezquita que enviando a los miembros de USO a negociar en una ratonera conseguiría acabar nuestra posición contraria. Se equivocaba.

Este bochornoso y denunciable episodio de la historia de Sniace terminó con la firma, excepto USO,  de un “acuerdo histórico” en 2016 (véase la foto de portada) y con un comité de empresa (los buenos) felicitándose por el “hito” conseguido. Un sonriente y feliz prejubilado Portilla se paseó  por los medios afines cual estrella de Hollywood y con unas graves acusaciones hacia esta sección sindical, y más concretamente dirigidas contra su portavoz Justino Sánchez. Se le olvidó decir que su “feliz jubilación” se la debía exclusivamente al sindicato malvado y a su líder.

Este «acuerdo histórico» posibilitó la reanudación de la actividad en la fábrica de Torrelavega, pero para esto fue necesaria una sumisión total del comité de empresa, sucedida inmediatamente por abusos y amenazas constantes por parte de la dirección, que se ve intocable ante semejante desprotección de los trabajadores. La situación actual no es más que la consecuencia de todo este proceso, y se traduce en una plantilla a merced de la empresa y con una losa a cuestas, la de la incertidumbre, más pesada que nunca.

Nunca nadie salvo USO, se atrevió a cuestionar la realidad de aquel surrealista plan de viabilidad perpetrado por Mezquita. Plan que fue avalado primero por la administración concursal (estos merecen un capítulo aparte), después por la casta política local y regional, esclava de sus maniobras para desalojar al anterior gobierno, y que necesitaba urgentemente “buenas noticias” respecto a Sniace, sin importarles realmente cual era el fondo del acuerdo. El acuerdo fue rubricado finalmente por los trabajadores. Mientras nosotros le preguntábamos a Mezquita dónde estaba el dinero que sostendría aquel ridículo y mentiroso Plan de Viabilidad, el comité “bueno” –todos menos USO-  simplificaba nuestra postura y le transmitía a los trabajadores que nuestra intención era la de cerrar la fábrica. Mezquita nunca llegó a decirnos de dónde iba a salir el dinero, ni cómo iba a mantener toda la fábrica con una caldera de carbón que se caía a pedazos, ni siquiera pudo explicar cómo y cuándo habían calculado que la celulosa se mantuviera en los 1.200 dólares la tonelada como premisa para cumplir con el plan de viabilidad… con el tiempo hemos sabido porqué: nada de eso era real, y a nadie parecía importarle.

Si grave es todo lo anterior, más denunciable, vergonzoso e hipócrita, es que sea el propio comité de empresa quien se encargue de reconocer durante una asamblea de trabajadores que los problemas de la empresa no provienen del importe de la masa salarial. No contentos con esto, y con afán de ejemplificar la situación, al novel secretario del comité  se le ocurrió decir públicamente que “incluso acudiendo a trabajar gratis, la empresa seguiría perdiendo dinero”. Salvo partidos políticos, ONG’s y algún que otro sindicato “de clase”, cualquier empresa medianamente seria en este país no dudaría en tomar medidas inmediatas ante semejante balance económico. La casualidad (o la clarividencia del comité), han querido que los hechos se precipiten precisamente en esa línea durante la jornada, también histórica, de ayer viernes. Y es que de aquellos polvos, estos lodos.

 

17 Comentarios

  1. Sólo hay que ver las caras de los de la foto.

    Una imagen explica más pufos, acuerdos dudosos bajo la mesa, traiciones a la plantilla e inmoralidad más que cien mil millones de palabras.

     
  2. La mala situacion actual de una empresa tradicional en la comarca quien tiene la culpa de esta situacion ???? el PP no esta , ya se le borro de la faz de torrelavega a base de manifestaciones en su contra ,escraches, presiones de sindicatos y el Sr Revilla a la cabeza ( a cazar votos ) , y los sindicatos presionando en las calles , al final lograron una mocion de censura poniendo en su lugar a una alcaldesa de su cuerda . Si esta empresa se volvio a reabrir politicamente que el Sr Revilla vuelva a intervenir y la mantenga abierta , y si no que readmita a los trabajadores a sus empresas ( gallofas y demas ) distribuidas por Cantabria .
    Disfrutemos de lo votado y del gobierno Cantabro y local

     
    • Evidentemente se reabrió con fines políticos, y abierta seguirá aunque llegase a ser una autentica ruina solo por hacer ver que se preocupa por las cosas el señor presidente regional y para que no le den la tabarra con manifas todos los viernes. Lo mas probable es que el dia que se cambie de gobierno regional tarde o temprano la fabrica cerrará, pero hasta entonces por muchas habladurias que haya eso lo tendrán abierto por el que dirán, ni mas ni menos.

       
  3. Y Revilla que tiene que dice de todo esto? https://youtu.be/DVG52ZWaQMk

     
    • Lo que habria que preguntar es a los sindicatos paniaguados. Que son los que le abrieron la puerta de la Sniace y los que hicieron de trabajo sucio de Mezquita, Colio, Novoa y PSOE y PRC.

      Unos sinvergüenzas y el 90% de la plantilla unos borregos que fueron adetras haciendoles el coro.

       
  4. Jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja ya ke os gusta hablar de historias, ay os dejo un dicho, «habla de puta, la tocones» ala a seguir disfrutando de vuestra mala baba jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja, y como dice el artículo «de aquellos polvos,estos lodos» asike a disfrutar vuestra reforma laboral jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja jajajaja hipócritas.

     
    • Donde estan no se ven los boceros deujeté

       
    • Anónimo no entiendo de que te puede reír del mal ajeno seguro que tu eres uno de los que no volviste, pero me parece una falta por tu parte de humanidad desear mal a tantas familias

       
      • Nadie desea mal a nadie, pero todos los que dijeron o insinuaron que esa reapertura era en falso y que era todo una mentira sufireron insultos y desprecios, por no hablar del tono de las asambleas y las votaciones, manifestaciones y el trato a ciertos politicos o a personas no politicas de esa ideologia asi que ahora no vengais de rollo guays dalai lama, que se os ve el pelo.

         
  5. Por que no han pagado ,lo del despido ,mensual , ( no pagaban hoy 17 de diciembre )

     
    • Porque las telarañas de la caja fuerte aún no se admiten como moneda de curso legal, pero no te preocupes, Gema está trabajando en ello. Cuando termine de jugar a los ecohuertos se pone.

       
  6. Polvo el que le echaron a los trabajadores Colio, Mezquita y Portilla

     
  7. !!!Esto nos pasa por un gobierno facha!!! …. ah no!! que ahora no toca… que poca vergüenza, Portilla el primero.

     
    • Es curioso que aun no hayan salido a culpar a ningun politico. Cuando la de 2013 toda la culPPa era del PP, de Diego, de Rajoy, de Ildefonso y de los PPalos en las ruedas y la reforma energetica.

      Me pregunto donde estaran Kantabruko, PM5 y todos aquellos que se pasaban aqui el dia dando lecciones. Me gustaria saber que piensan del todos o ninguno, de lo bien que tiene la vidasolucionada Portilla, de que todos los sindicalistas volviera colocados a dedo con motivos que no hay por donde coger, que alguno hasta enchufara a la hija, que la empresa no pague sus deudas, los sueldos tarde, que chulee el acuerdo…

      Todo esto es culpa tambien del PP supongo porque Sniace es una mina de oro que la mano negra quiere hundir.

      Y mientras la presidenta riendose de ellos mas a la cara que Mezquita, pasando de todo y dedicandose al tuiter el facebook y los periodicos y no le han dicho ni mu, unos cobardes borregos.

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.