Inicio / Información Sindical / El Consejo de Administración cesa a Blas Mezquita como presidente de Sniace

El Consejo de Administración cesa a Blas Mezquita como presidente de Sniace

Lo que veía siendo un rumor desde que Sabino Vallina se erigiera como máximo accionista de Sniace se ha confirmado hoy. Blas Mezquita Saez, presidente de Sniace desde diciembre de 1997 ha sido cesado por el Consejo de Administración de Sniace. Será sustituido por Gema Díaz Real, consejera independiente desde junio de 2017, pero sin poderes ejecutivos. El vicepresidente Antonio Temes Hernández, que llegó al Consejo junto a Mezquita, también ha sido cesado.

Según fuentes cercanas al propio Consejo, Mezquita será  indemnizado con la cláusula de blindaje que poseía de dos anualidades. Los motivos del cese no han trascendido pero el Consejo lo ha querido presentar como voluntario del propio Blas Mezquita y por “razones personales ligadas a su salud”.

La relación del máximo accionista, Sabino Vallina, con el hasta ahora presidente de Sniace, no ha sido fluida. Hay que recordar que el industrial asturiano, propietario de la firma TSK,  fue el constructor de la planta de depuración de Sniace y el impago de los más de 24 millones de euros del costo de la  misma llevó a Vallina canjear deuda por acciones. Un negocio poco lucrativo.

Mezquita deja Sniace con el valor de la acción en su mínimo histórico y casi inapreciable tras repetidas ampliaciones de capital. Con un fondo de maniobra negativo de casi 11 millones de euros, la empresa se encuentra en estos momentos con la producción de celulosa parada por falta de materias primas consecuencia de la deficiente liquidez.

El presidente saliente ha sabido mantenerse en la presidencia en los diversos escenarios difíciles por los que ha tenido que transitar. Contando con habilidades reconocidas, consiguió mantener sus altas remuneraciones, más de 350.000 euros anuales, cuando la empresa estaba totalmente arruinada y sus trabajadores despedidos. En su última etapa y tras haber cerrado las plantas de  Poliamida, Papelera, las líneas de Snia de Viscocell y la central térmica; abortados los proyectos de ciclo-combinado y bioetanol, ha dejado a la empresa  en su mínima expresión. Contó con el apoyo del Gobierno regional de M. A Revilla y de los socialistas cántabros.

 

23 Comentarios

  1. De verdad que esta empresa es un autentico zombie…..no soy capaz de entender como todavía sigue abierta ,debe de ser por inercia ya……esque si fuese bien pues bueno..se podría soportar pero que estén contaminando tierra y aire de manera tan absurda no cabe en cabeza de nadie. A ver en qué acaba esa condena por delito medioambiental de marras, que me huele a que el ayuntamiento o el gobierno regional les van a echar una “ayudita” pa seguir echando basura.

     
  2. ¿Donde se deja el dinero para la cena de despedida y la placa donde Arantxa?

     
  3. Si es verdad lo que defendieron hace no tanto los sindicatoa y este hombre es imprescindible para que la fabrica siga adelante…

     
  4. De donde sale esa informacion porque oficialmente se ha dicho a la bolsa que se va por lo personal

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.