Inicio / Información económica / Mezquita y sus consejeros de Sniace al banquillo por un presunto delito ecológico

Mezquita y sus consejeros de Sniace al banquillo por un presunto delito ecológico

La Audiencia Provincial echa al traste la estrategia de cargar las responsabilidades de un vertido en un técnico

La dirección de Sniace una vez más imputada por un presunto delito contra el medio ambiente. Blas Mezquita y el Consejo de Administración anterior a la crisis del 2012, incluidos los consejeros  dimitidos Jesús Manuel Zaballa y Manuel Huerta, se sentarán en el banquillo de los acusados.

La Audiencia Provincial ha atendido un recurso de Ecologistas en Acción y el Ministerio Fiscal, y ha acordado la imputación de estos  directivos debido a unos vertidos realizados por la empresa al río Saja entre 2008 y 2010.

Esta decisión ha sido adoptada por de los tres magistrados revocando así un auto anterior de un Juzgado de Torrelavega que eximía de responsabilidad al Consejo de Administración.

El auto afecta  al que fuera director de Operaciones del Grupo Sniace en el momento de producirse los hechos, José Francisco González Payno, en la actualidad director de la empresa Aldro Energía.

Los vertidos se habían producido sin autorización de la Confederación Hidrográfica del Norte y presentando altos niveles de conductividad, sólidos en suspensión, carbono orgánico total, nitrógeno total, cobre, zinc, plomo, selenio y magnesio disueltos.

Los hechos fueron denunciados inicialmente por los vecinos de Duález, liderados por Florentino Muñoz Lunate.

Los recurrentes señalaron  que en su denuncia inicial  este vertido se produjo “contraviniendo la normativa protectora del medio ambiente”, además de destacar los “especialmente nocivos” metales pesados arrojados al río, al afectar a la cadena trófica con riesgo de afectación del ecosistema fluvial y la salud de las personas.

La estrategia seguida por Blas Mezquita y Gómez de Liaño, asesor jurídico del Consejo  de Administración,  para eludir responsabilidades penales, fue señalar a González Payno como inductor de los vertidos. El Consejo de Administración alegó desconocimiento de estos hechos.

Ahora,  el auto de la Audiencia Provincial, viene a rechazar esa pretensión de eludir responsabilidades considerando que el director de Operaciones no tenía autonomía para obrar por si sólo al margen del Consejo de Administración, y que éste último era necesariamente consciente de la gravedad de los hechos.

El auto recuerda que, en las fechas del vertido, la Confederación Hidrográfica del Norte había impuesto a la empresa una sanción por falta muy grave con una multa de 600.000 euros y una indemnización de otros 500.000 euros por un hecho similar anterior.

Esta causa es similar a la que fue abierta contra Sniace en 2009. En esa ocasión la estrategia jurídica pasó por concentrar en Gómez de Liaño las responsabilidades y  se saldó con una pena de cárcel de 1 año e inhabilitación para el  actual consejero. Blas Mezquita, en esa ocasión, consiguió eludir el banquillo.

Tras la decisión de la Audiencia Provincial, a partir de ahora que pendiente la apertura de juicio oral contra todos los imputados en el Juzgado Número 1 de Torrelavega que fue la instancia que sobreseyó la implicación de los responsables de Sniace en los vertidos

 

9 Comentarios

  1. Pena que algun personal de fábrica que ya no dependa de ellos algun técnico de los que encontró trabajo fuera o de los jubilados perdiendo dinero que andaría en estas cosas de mandado no vayan a declarar y cantar la gallina pero seguro que ya tienen a los sindicatos y a tito aunque ande jubilado llamando al orden y toque de corneta agarrando bien el ganao y metiendolo en el cerco. Ya se decia en fabrica cuando nos pusieron a todos en la calle que todo era una tapadera porque habia que parar por cosa de medioambiente.

     
  2. Pues vaya una novedad…Lo que se ha hecho toda la vida en la fábrica…Tirar y a rezar…Ahh no,que eso son bulos…jajjaja

     
  3. Que no era un vertido de mierda hombre que era lo que de fue al rio de linpiar Portilla la olla de la chocolatada

     
  4. ya , ya , ya…….todos esos procesos jurídicos y demás están muy bien pero, ¿realmente se a hacer algo al respecto? es decir ¿alguein tendrá los suficientes bemoles como para cerrar ese cuchitril por delito medioambiental? pues no, eso seguirá funcionando y contaminandolo todo como lleva haciendolo setenta y pico años y los que le quedan por contaminar porque como se supone que es el motor económico de Torrelavega….tocate los huevos…..

     

Responder a Uno Más Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.