Inicio / Información económica / La empresa cambia de estrategia y califica de “papelucos” los acuerdos laborales anteriores

La empresa cambia de estrategia y califica de “papelucos” los acuerdos laborales anteriores

En la segunda reunión  mantenida entre los mismos representantes sindicales y empresariales  de Sniace, al igual que la anterior, no ha servido para desvelar las intenciones inmediatas de la empresa pero sí para hacer un cambio de la estrategia.  La vista de los recursos que se ha llevado a cabo esta mañana en el Tribunal Supremo acorta ya definitivamente los plazos para poder presentar una acuerdo transaccional que posibilite una reversión de los despidos,  al menos esa era la  intención  manifestada en los últimos años por la propia empresa.

“Firmaron papelucos”

El encuentro de esta mañana estuvo protagonizado por el asesor legal de la empresa, Alberto Novoa, que dio un giro absoluto a la estrategia jurídica de la empresa llevada a cabo en los dos últimos años. Si en el año 2014 se calificó como histórico un acuerdo laboral, hoy, el mismo documento, ha sido calificado como inservible por el mismo asesor. Según el letrado de la empresa, hay que hacer un nuevo documento ya que “el acuerdo laboral no puede ser llevado al Tribunal Supremo por no ser válidas sus condiciones suspensivas”. Novoa reconoció que ese acuerdo” no tiene ningún valor jurídico” y que tuvo su importancia en el contexto del concurso de acreedores. Asimismo restó validez legal alguna al documento de adhesión al acuerdo laboral firmado por los trabajadores de manera individual. “Firmaron papelucos”  comentó, además de afirmar que  “a nosotros solo nos vale el acuerdo colectivo”.

“No se necesita a USO”

Durante estos últimos años, la empresa mantuvo como fundamental la unanimidad del comité en el apoyo de los acuerdos laborales. En estos momentos, y ahondando en el cambio de estrategia, eso ya no es una necesidad. Según Novoa, el nuevo documento que se está elaborando no necesita de esa unanimidad y tendrá validez con la mitad más uno de los apoyos de la comisión negociadora. Incluso “aunque USO mantenga su recurso ante el Supremo, se puede resolver el acuerdo transaccional pactado con una mayoría y por tanto el no de USO no afectaría al proceso del Supremo”. Lejos queda aquel criterio de exigir el voto afirmativo de USO al documento ilegal e inservible bajo amenaza de retirar el plan de viabilidad en su conjunto.

La empresa mantiene en la mesa negociadora a 3 extrabajadores

Sobre la cuestión que se había suscitado sobre la legitimidad de negociación de 3 extrabajadores de la empresa, Novoa manifestó que no iba a excluir de la mesa a estas personas (2 de UGT y 1 de SU). Para el letrado “no tiene relevancia jurídica” y que una posible impugnación de unos acuerdos adoptados por personas ajenas a la empresa  “no le preocupa”. USO insistió en que era una situación anómala y que debía ser corregida.

Un nuevo documento.

La necesidad de elaborar un nuevo documento que sustituya al inservible acuerdo laboral del 7 de octubre de 2014 centró el resto de la reunión. Novoa fue eliminando del acuerdo laboral anterior todas las partes consideradas como ilegales, es decir, todas las clausulas suspensivas,  algunas de ellas “ya superadas”. Precisamente estas cláusulas suspensivas fueron las que enfrentaron a USO con el resto del comité y la empresa. El sindicato no firmó el acuerdo laboral por entender no ajustado a derecho suscribir ese tipo de cláusulas y pidió que fueran retiradas para firmar un documento legal. En los últimos  momentos de la negociación, en el año 2014,  la empresa estuvo abierta a un acuerdo que fue abortado por la oposición del resto del comité a retirar las citadas cláusulas.

En cuanto al apartado de estipulaciones, mantienen alguna como el número de plantilla que quedó cifrada en 326 personas. Según la empresa hay un total de 78 personas que han causado baja en la empresa de manera voluntaria.

Para el asesor laboral de la empresa, el núcleo del acuerdo es de la reversión de los despidos. No entró a manifestar las intenciones de la empresa cara a ese compromiso. En cambio se centró en enumerar de manera amplia las dudas e inconvenientes que existen en torno a esa operación. La empresa dice desconocer el costo total y eso “les impide avanzar en la negociación”. Novoa informó que el próximo viernes podría conocer, de manera no oficial, las  resoluciones que podrá adoptar la Seguridad Social ante el total de las cotizaciones que serán abonables si se revierte a un ERTE, entre ellas un posible recargo del 30%. La empresa propuso una nueva reunión, una vez conocidos los datos. Las partes quedaron citadas para el próximo viernes por la tarde.

Ampliación de capital y compra de terrenos

El presidente de Sniace, Blas Mezquita, informó que ayer recibió la comunicación de que el máximo accionista, Félix Revuelta, había acudido a la ampliación de capital con 1,5 millones en esta primera fase y había comprometido otros 1,5 millones en la apertura de la siguiente fase de ampliación. Por otro lado, informó que el Gobierno cántabro había suscrito la semana anterior  un compromiso de compra de terrenos de la empresa. Asimismo, el Gobierno había llegado con la empresa a un acuerdo para establecer un plan de pagos de la deuda privilegiada.

 

 

34 Comentarios

  1. Pues si estáis trabajando dejar ya de tocar los hue… Y olvidados de la sniace

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.