Inicio / Información económica / Los administradores aceptan incluir el plan laboral en el plan de viabilidad que presente la empresa a la Junta de Acreedores

Los administradores aceptan incluir el plan laboral en el plan de viabilidad que presente la empresa a la Junta de Acreedores

Los administradores concursales (AC) han aceptado admitir el plan laboral presentado por la empresa y pactado con el comité para incluirlo en el plan de viabilidad que la empresa tendrá que presentar 40 días antes de que se celebre la junta de acreedores. El plan laboral fue presentado ayer en Madrid en una reunión mantenida entre la dirección de la empresa y la AC.

Las líneas generales del plan laboral que  se ha presentado a la consideración de la AC prevé un costo de entre 10,6 y 12 millones de euros, una plantilla cercana a 325 trabajadores y un plan de rentas para los mayores de 58 años y con una extensión hasta los 63 años en los términos conocidos. También contempla reducir la plantilla con bajas incentivadas a razón de 1 o 2 días por año trabajado por encima de la indemnización legal. El resto de excedente, si los hubiera, iría vía despidos hasta llegar a la plantilla deseada.

La empresa realizará un sondeo entre los trabajadores en edad de jubilación para conocer a aquellos que opten por rescindir su relación laboral y recibir la indemnización o acogerse al plan de rentas caso de llegar a producirse. Por otro lado, la empresa quiere conocer si hay trabajadores que no estén en edad de prejubilaciones  y que quieran rescindir voluntariamente su relación laboral a cambio de una mínima incentivación que como ya se adelantó oscilaría entre 1 o  2 días por año trabajado hasta un tope de 12 mensualidades.

La inclusión del plan laboral en el plan de viabilidad no trae consigo su ejecución. Será necesaria la aprobación de la junta de acreedores que tendrá lugar en octubre o noviembre próximo.

 

2 Comentarios

  1. “El resto de excedente, si los hubiera, iría vía despidos hasta llegar a la plantilla deseada”.

    El comité ha dejado claro que nadie que no lo desee se iría, no habría acuerdo por tanto si hubiera diferencia negativa entre los voluntarios por bajas incentivadas y el número de trabajadores cuyo contrato la empresa quisiera rescindir.

    No es correcta, por tanto, la afirmación de arriba.

     
  2. ¿Cómo se puede seguir con esa bobada? Si no hay “voluntarios” habrà unas decenas de despidos o de lo contrario habrá unas centenas de despidos y tampoco habrá prejubilaciones. Todo lo que ha sucedido es lo que había planeado la empresa y los que habéis estado “luchando” habéis perdido el tiempo para nada. Pero podéis seguir pensando que habéis convencido a alguien de invertir en un negocio porque vosotros hacíais barricadas o encierros con parrillada y chocolatada.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.