Inicio / Información económica / Visto para sentencia el juicio sobre la legalidad del expediente de extinción de 533 trabajadores de Sniace. ( Se adjunta acta de juicio)

Visto para sentencia el juicio sobre la legalidad del expediente de extinción de 533 trabajadores de Sniace. ( Se adjunta acta de juicio)

No hubo intento de negociación previa ni por parte de los Administradores ni de Mezquita,  que no apareció. El magistrado rechazó la prueba documental de un letrado del comité por hacerlo fuera de plazo.

No hubo sorpresa. La vista sobre el expediente de extinción de 533 trabajadores se celebró en la sede de la Audiencia Nacional sita en la madrileña calle Goya.

A las 9:45 dio comienzo la vista presidida por el presidente de la Sala Social de la Audiencia Nacional, D. Ricardo Bodas. En la sala estuvieron presentes tres representantes de la Administración Concursal  que habían  llegado  minutos antes al edificio y por tanto dejaban claro su disposición a un presunto acuerdo previo. Por parte de la dirección de  empresa estuvo presente Miguel Gómez de Liaño,  ni Blas Mezquita ni otros habituales representantes hicieron acto de presencia.

La representación letrada de la empresa la llevó a cabo Alberto Novoa y por la parte social Julia Bermejo por USO y Juan Cortes por el resto del comité. Comenzó la empresa defendiendo la legalidad del expediente, para ello hizo una intervención basada en los problemas económicos que venía atravesando en los últimos ejercicios, donde llegó a decir que “la suma de todos los beneficios de los años buenos no cubrirían las pérdidas de los últimos ejercicios”. Además calificó de “criminal” la reforma energética. El letrado de la empresa  vaticinó que “el 50% de la industria de cogeneración iba a cerrar en España”. Con respecto al estado contable de la empresa en los momentos de la presentación del expediente dijo que “en caja“  había  22.235 euros entre las tres fábricas. Prosiguió el letrado de la empresa con la defensa de la validez del expediente calificando de “barrabasada” el informe que la Dirección General de Trabajo había realizado al finalizar el expediente en el mes de octubre de 2013. Para Novoa, ese informe estaba manipulado por “el jefe“ de la Directora General de Trabajo, Rosa Castrillo, refiriéndose sin nombrarle al presidente cántabro  Ignacio Diego. Para la empresa, se había cumplido escrupulosamente con el Estatuto, e incluso “se había ido más allá”. Novoa afirmó que había habido negociación y puso como ejemplo la propuesta de USO hecha el último día del plazo legal. Hizo referencia a la asamblea de trabajadores “que incluso ratificó el no acuerdo”.

La réplica de la parte social la inició el letrado de una parte del comité, Juan Cortes. El letrado  fijo los criterios de defensa diciendo que no había existido “fe negociadora”. Para Cortes, la negociación fue realmente un chantaje. Hizo mención al documento de la Dirección General de Trabajo para apoyar su teoría. Además dijo que la empresa no había informado, en la documentación del expediente,  sobre la filial Sniace Química y por tanto había incumplido los requisitos de información dentro del expediente. Este letrado  no pudo aportar las pruebas documentales oportunas para su defensa ya que fueron rechazadas por  el presidente de la Sala al presentarlas fuera del plazo legalmente establecido.  El magistrado le indicó que el plazo de aportación de pruebas concluye 5 días antes de llevarse a cabo la vista, aún así dijo que si las partes estaban de acuerdo admitiría la prueba documental. La empresa se negó a admitir esa posibilidad y por lo tanto el magistrado rechazó  la prueba documental. Este hecho no ha tenido transcendencia práctica dado que la documentación aportada por la letrada de USO, realizada  en tiempo y forma, sí fue aceptada y contenía los documentos principales para ejercer de manera óptima la defensa de los trabajadores. Durante la vista no hubo pruebas testificales  ( testigos) y toda la carga de la defensa se ha basado en prueba documental.

  La defensa de los trabajadores continuó con  la letrada de USO. Julia Bermejo centró su defensa en intentar acreditar que realmente no había existido periodo de negociación. Desgranó una a una las seis actas que constan en el expediente como jornadas negociadoras. Según la letrada de USO, resultaba evidente que la empresa dejó correr el tiempo de negociación hasta el último día de plazo con el único interés de agotarlo sin dejar espacio a una negociación real. Aportó como prueba, entre otros muchos documentos,  los manuscritos realizados in extremis por los delegados de USO el último día de negociación para poder ofrecer una alternativa. También  hizo hincapié en que dentro de la demanda judicial   la empresa solo ha dedicado “folio y medio” a describir el periodo de negociación, lo que evidencia la poca importancia que han dado a este proceso, que no ha sido debidamente detallado en la demanda, y, en consecuencia,  la falta de voluntad negociadora.  Bermejo recriminó a la defensa de la empresa el intento de desprestigio a un organismo público para sacar provecho propio, en referencia al informe realizado por la DGE de Cantabria que incidía en la falta de negociación real durante el periodo de negociación.

Tras la exposición de las partes intervino el magistrado presidente, Ricardo Bodas. Siguiendo la línea argumental realizada por la letrada de USO, y en la fase judicial  relativa a la fijación de los hechos pacíficos y controvertidos,  interrogó a la empresa diciendo si estaba conforme o no con las actas mostradas por la letrada de USO. La evidencia de lo argumentado por Bermejo era tan clara que el presidente de la Sala  puso en apuros al letrado de la empresa al interrogarle  sobre su conformidad. Éste dijo, con gesto nervioso, estar “disconforme” con unos   hechos irrefutables que constaban en las  actas, lo que provocó que la Sala fuera un rumor de desaprobación que tuvo que ser reprimida por el propio magistrado con la expulsión de la sala de un miembro del comité. Bodas dejó  entrever cuales podían ser los asuntos claves en esta vista y la falta de negociación que registran las actas de las reuniones durante el periodo de consultas puede resultar determinante para decidir si el expediente de extinción de 533 trabajadores está ajustado a derecho o no.

ACTA JUICIO

 

36 Comentarios

  1. No entiendo nada

    Quien más quien menos todo el mundo conoce “historias” sobre contrataciones de personal, sobre cómo se han asignado muchos proyectos de consultoría o asesoría, sobre cómo se llevan las compras o los transportes, sobre bonus y variables que, a pesar de estar claramente en el contrato y haberse cumplido las condiciones para su cobro, no se pagaban porque a Blas no le salía de las pelotas, sobre regalos de empresas de joyerías caras de Madrid, etc. etc. etc. Yo lo que conozco es mucho menos de lo que cualquiera de fábrica. Preguntad por ejemplo sobre la empresa que un directivo que salió hace poco de Sniace se había montado hace unos años y que facturaba bastante carito a Sniace (y que no se supo hasta mucho después que era suya y cuando se supo hubo cosas “raras”).

     
  2. ¿De verdad esta gente cree que esto sirve para algo? Ya tendrán la reunión pactada y hacen este paripé para joder a otros empleados en la línea de las actuaciones anteriores: joder a los de Celltech porque los d Viscocel estaban en ERTE (todos al ERTE). Encierros inservibles para joder a los que trabajan. Paralizar la actividad en las filiales de bosques y en Lignotech. Y lo peor de todo, aquello que nunca se perdonaràn estos sindicalistas de la prehistoria: elegir ser despedidos antes que negociar una reestructuración en la que podían haberse arreglado sólo con prescindir de los temporales. Ahora estamos todos despedidos incluidos nuestros sindicalistas defensores. Lo nunca visto. Y nuestros mayores, despues de toda la vida trabajando ni siquiera han podido negociar un apaño de jubilación. Y dicen que nos metemos con ellos hagan lo que hagan. Pero no hacen lo que quiere la mayoría de extrabajadores de Sniace. Que convoquen un referéndum secreto y verían de verdad lo que quiere la gente. Pero perderían su poder, su poder de joder a los demás mientras manipulan a sus cuatro aduladores. Que le digan a la Empresa que aceptan el plan de septiembre y veríamos todos si hay solución o no. Y personalmente no puedo defender a USO, aunque sean los únicos razonables, porque ellos votaron lo mismo que los demás sindicatos. Tampoco son capaces de diferenciarse de una vez y dar un paso adelante. Temen aceptar algo peor de lo que la Empresa pueda pactar o tener pactado con UGT, con lo cual los de UGT recuperarían su posición de liderazgo. A los de USO os digo sed valientes porque esa partida la tenéis perdida de todas formas y hoy en día la gente está informada y no se cree todo lo que ve y lee sin más.

     
  3. La empresa la están desvalijando hace tiempo ,la dirección lo sabe y no hace nada porqué ? está muy claro no les importa porqué Sniace no volverá a funcionar ya no hay marcha atrás el todos ó ninguno funcionó y ahora no sirve de nada lamentarse ….demasiado tarde ….

     
  4. uno de tantos

    Pues piano se acabo marchando por algo será cuanto sabrán esos que están dentro y comió corriendo la voz que se reabrirá que jeta como os engaño

     
  5. uno de tantos

    Me encanta todo lo que cuenta uno de tantos como no esta este Sr en un comité para defender a toda esta gente porque con todo lo que sabe me recuerda a mi padre gracias por informar tan bien

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.