Inicio / Información económica / La mayoría del comité se ratifica en el plan social presentado y propone además  adelantar  a 57 años la edad de prejubilación  
Imagen de archivo de reunión comité sniace

La mayoría del comité se ratifica en el plan social presentado y propone además  adelantar  a 57 años la edad de prejubilación  

El comité pide el plan de viabilidad a Blas Mezquita además de que “deje ya de marear la perdiz

La mayoría del  comité volvió a ratificarse en el plan social propuesto a la empresa, con la novedad de adelantar  a 57 años la edad para incorporarse a un plan de rentas (prejubilaciones). Este es uno de los temas principales tratados en la reunión llevada a cabo esta mañana entre empresa y representación de los trabajadores.

En el encuentro, que  comenzó a las 11:15h  y concluyó cerca de las 14h, estuvo presente Blas Mezquita acompañado de su asesor legal habitual Sr. Novoa, el responsable de producción Sr. Castillo y el responsable de RR.HH, José Manuel Colio. No hay documento gráfico ya que la empresa no autorizó en esta ocasión el paso de la prensa a las instalaciones y se ha recurrido a un foto de archivo.

Durante la primera parte del encuentro  se analizó la ultima reunión oficial llevada a cabo, que recordemos fue en Santander, sede del ORECLA, y promovida por la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Cantabria,  el pasado 27 de mayo y que tenía como fin el analizar el plan social propuesto por una mayoría del comité. Como conclusión a lo tratado en el ORECLA, Mezquita dijo que la propuesta del comité “adolece de forma” y que el coste de la misma es “muy elevado”. La controversia que generó esa reunión, según Mezquita,  fue sobre la deuda a la Seguridad Social. Para el presidente, la empresa había solicitado un aplazamiento de deuda antes de entrar en vigor el concurso de acreedores y por lo tanto no se debe considerar que Sniace sea deudor (en vía  ejecutiva) lo que podría despejar el camino a conseguir bonificaciones de la Seguridad Social por un importe de 1.8 millones de euros. Este asunto quedó pendiente y se harán  consultas con ese organismo público para concretar el importe total de las cuotas a pagar caso de revertir a suspensión el expediente de extinción. Para Mezquita, y una vez valorada la reunión del 27M, dijo que  la “propuesta es aún más elevada de lo que se pensaba”.

Por otro lado, el comité de empresa requirió a Mezquita un Plan de Viabilidad que haga sostenible el plan social, tal y como fue planteado por la Administración Concursal, además dijo no entender como a estas alturas no se sepa la deuda total con la Seguridad Social. El comité, por boca de unos de sus asesores, propuso además  “ampliar el plan de rentas hasta los 57 años”. Según este asesor, abarataría el costo del plan social por la aplicación de ayudas públicas. La empresa contestó que cada uno de los 19 afectados tendría un costo añadido de 120.000 euros al plan.

Desde el comité se pidió que el Gobierno apoye el plan social que se está negociando. En este plan se  contempla que caso de arrancar Celltech (un escenario hipotético es que lo haga un año antes que Viscocel) los trabajadores con menos antigüedad, y por tanto con menos paro de la plantilla, sean los primeros en ocupar un puesto de trabajo ( se calcula sobre 30 trabajadores) en esa fábrica. En este punto la empresa puso sobre la mesa las dificultades de arrancar una fábrica con el 40% del personal sin experiencia en los puestos de trabajo. Por otro lado, otro de los asesores pidió a la empresa el cálculo de mantener a los relevistas hasta la finalización de su contrato, según la empresa el costo se eleva a 3 millones si estos están en plantilla hasta el 1 de julio de 2015.

Otro de los aspectos que se trató es la viabilidad jurídica de establecer una clausula suspensiva al acuerdo que se pretende llevar a cabo. Esa clausula puede ser requerida por los administradores concursales como condición indispensable para aprobar dicho plan social previo al acuerdo ante la Audiencia Nacional. Esa clausula impediría   la entrada en vigor de la reversión del expediente extintivo  hasta que haya luz verde por parte de la Junta de Acreedores prevista para su celebración  el próximo otoño.

Tras un receso solicitado por la parte social, se pidió  a la empresa que entregue en la próxima semana “todos los números” incluido los planes de puesta en marcha. El representante del comité dijo que “se contemple jubilación a los 57 años y que no haya ningún despido”. Concluyó dicho portavoz diciendo que “sabe que el plan es más caro pero hay que arriesgarse”. Mezquita, por su parte, concluyó diciendo que la empresa no lo comparte y que la Administración Concursal puede rechazar el acuerdo por su alto precio sin tener que entrar a valorar clausulas suspensivas.

El próximo martes, a las 16:00h se llevará a cabo una reunión donde el responsable de RR.HH entregará al comité las cifras resultantes de aplicación del plan social solicitado. Asimismo, el viernes 13 de junio, a las 11:00h, se llevará a cabo otra reunión oficial  con la presencia de Blas Mezquita.

 

Un comentario

  1. Y ahora que quieren los accionistas que se lo den todo gratis y yo también lo quiero para mi pero esto ya es marear la perdiz nunca se hacían o que pasa al final siempre dicen lo mismo y no hay nada de nada se os acaba el paro

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.