Inicio / Ultimas noticias / 2013, un año para olvidar ( y IV )

2013, un año para olvidar ( y IV )

En el resumen del año 2013 de Sniace había que dejar un apartado para analizar el asunto de las huelgas realizadas. Es difícil de explicar a personal ajeno que los trabajadores de una fábrica en quiebra técnica realizan una huelga precisamente para solucionar esa situación.

Quizá en algún rancio manual se contemple pero no es lo que el sentido común apunte como lo más adecuado. Se comentaba en aquellos momentos que existía una frustración en uno de los líderes sindicales en terminar su “carrera” sin una sola muesca en su revolver. Desconocemos si esa era la razón principal. Sí estamos seguros que quien estaba más necesitado de un conflicto con huelga incluida era la propia empresa.

 huelgaEl escenario diseñado por Mezquita en el ERTE de diciembre hacía aguas, como no podía ser de otra manera. Pensar que Celltech en solitario, con Viscocel en regulación temporal con casi 300 trabajadores, podía ser rentable, era un error de dimensiones importantes.

Mientras que parte del comité se organizaba para convencer a la mitad de los trabajadores que la empresa pensaba deshacerse de ellos y quedarse con la otra mitad, sembrando la discordia entre compañeros, la empresa hacia cuentas y contemplaba que aquello fallaba.Las pérdidas aumentaban y era evidente que mantener Celltech en marcha era un muy costoso. Por tanto había que pararlo. Y qué mejor que hacerlo los propios trabajadores.

Pues manos a la obra. ¡¡Compañeros vamos a la huelga!! Se cita al comité para su convocatoria y lo demás ya es más o menos conocido. USO y la parte de UGT con sentido común, es decir, Juan José González, intentan convencer al resto de compañeros de que es un error de bulto y casi un suicidio parar Celltech.

CC.OO estaba en la misma tesitura pero a la hora de votar una de sus miembros dice que hay que votar con la mayoría porque si no “nos echan a los leones”. Ni que decir tiene que no se tuvo éxito en las tareas didácticas y la huelga, como es conocido, se llevó a cabo.

La posición de USO fue aceptar, como no podía ser de otra manera en términos democráticos, la realización de una huelga. Que por cierto no fue sometida a la asamblea, no fuera a ocurrir lo mismo que en la huelga propuesta por SU-UGT en el pasado mes de noviembre.

USO declinó participar en el comité de huelga por simple coherencia.

Esta posición, que debería haber quedado en el ámbito del comité, fue aireada en el transcurso de una asamblea diseñada y preparada a modo de caliente parrilla.

Ver a compañeros de comité cobardemente escondidos tras las columnas incendiando la asamblea con insultos graves en el momento que hablan los que consideran la huelga un error no se olvida fácilmente. Imágenes y situaciones que eran muy comunes en la época fascista y que se creían desterradas en España.

Durante la “celebración” de la huelga, con USO fuera de su juego, intentaron repartirse el botín el resto de sindicatos. Incluso en una de sus asambleas, enseñando la patita, llegaron a decir aquello de “no olvidéis cuando lleguen las elecciones”. ¿¿Elecciones?? ¡En eso estaban pensando!. Qué carajo elecciones. La fábrica se estaba deshaciendo como un azucarillo y ellos pensando en elecciones.

huelga2Si una huelga no había conseguido parar definitivamente Sniace, alguien, esa especie de señor X en la sombra -que nadie dude que existe- debió pensar en quince días más y por si acaso, otros quince al mes siguiente. Sólo desde el absurdo se puede pensar en que estas huelgas podían beneficiar a los obreros de Sniace. Y no hay que ser un estratega sindical para darse cuenta que el principal beneficiado de estas ”medidas de presión” han sido los dueños del negocio.

Lo demás son barricadas, escenografías de lucha obrera y eslóganes, tan viejos como su promotor el jubilado de oro, que forma parte de una postal ambientada en un escenario de hace 2 décadas. Lo que ocurre es que los tiempos han cambiado y algunos no se han enterado o no han querido enterarse porque tenían otros objetivos diferentes a los de los trabajadores de Sniace.

Reforma laboral

La reforma laboral, nos guste o no, rige las relaciones laborales en este país. Las administraciones públicas han pasado a ser meros árbitros en los conflictos colectivos y por tanto la recetas de hace veinte años no son útiles en estos momentos. Los sindicatos reaccionan de manera diferente en estos momentos a como lo venían haciendo, obviamente menos en Sniace. Ellos mismos aplican esta reforma laboral para con sus trabajadores.

Citar como UGT y CC.OO Cantabria han solventado sus propias crisis económicas mediante despidos y rebajas salariales no es descubrir nada nuevo. En estos tiempos, si un empresario acredita pérdidas y tramita correctamente un expediente de empleo, no hay administración que pueda pararlo.

Situación diferente era en el pasado en que era la Dirección General de Trabajo quien tenía la potestad para autorizar o no esos expedientes. A partir de esta situación cada uno puede sacar sus propias conclusiones en lo que a estrategias sindicales se refiere.

Expediente de extinción.

Después de meses de marear la perdiz con ERTEs continuados, a falta de un escenario definido donde poder fijar una salida definitiva al conflicto y con un presidente en fuera de juego por grave infarto, se llega a la negociación de un último ERE a finales de agosto.

La reforma energética que marcará la viabilidad real de Sniace había quedado en suspenso ya que quedaba por conocer la letra pequeña, es decir, el reglamento. Y esto se retrasaría hasta el mes de diciembre, como muy pronto. Por lo tanto, el escenario de mantener a 500 trabajadores en regulación temporal de empleo hasta conocer a fondo las primas eléctricas a la producción de energía podía tener un costo en cotizaciones sociales mínimo de más de 2 millones de euros durante el año 2013, y una cifra superior en el año 2014. Por tanto, no es difícil entender que ese escenario no entusiasma a una dirección que ha destruido mucha “caja” en tantos meses de marear la perdiz. Con esa situación se encaran las primeras negociaciones.

Los negociadores de Sniace, la familia Gómez Liaño, no parecen preocupados en que se note que vienen a cumplir con la formas en las primeras reuniones. Ya en la recta final del expediente, con el calendario a favor, ejecutan los movimientos ya conocidos. Aflora, en la cuarta reunión, un plan de viabilidad con un ajuste de masa salarial importante y que contemplan despidos.

La reacción sindical imaginamos que no fue ninguna sorpresa para los Gómez Liaño. Conociendo el paño debían suponer que éstos entrarían al trapo. Y así fue. El comité “sabiamente asesorado” respondió con decir no a todo y por tanto huir de la verdadera negociación. Hay que recordar como en la reunión de comité para preparar la sexta y definitiva reunión, el asesor José María Gruber, conduce a la mayoría del comité a no admitir rebajas salariales ni reforma del convenio colectivo, ni ningún tipo de recortes ante la amenaza de cierre de la empresa y propone que las jubilaciones sean voluntarias.

Es decir, que cuando el último día, el comité lee en el ORECLA ante la empresa la contrapropuesta del comité para avanzar en la negociación, esta va en dirección contraria a la consecución de un posible acuerdo.

Después de leída la contraoferta del comité, que básicamente era un no a la totalidad. A la empresa sólo le tocaba dejar correr el reloj. En este punto decir que Fernando Gómez de Liaño, con una indisimulada sonrisa, le espetó a Pérez portilla que nunca diría en una mesa de negociación la hora que pensaba levantarse porque daba una información muy valiosa a su contrincante. El secretario del comité había dicho en los primeros momentos que a las 21 horas se volvía para Torrelavega porque era el último tren para volver con los trabajadores y que el quisiera seguir negociando “que fuera a la fábrica”, sin duda una joya para dejar los asuntos en sus manos.

USO no estaba en la mesa de convidado de piedra y en la recta final de un ERE que podía tener consecuencias trágicas no iba a ser un mero comparsa de una negociación desastrosa. Puso sobre la mesa una propuesta que había elaborado 24 horas antes ante el cariz que tomaba el asunto.

Propuesta de USO

Descarga aquí la propuesta íntegra.

Mucho se ha hablado de esta propuesta, a menudo desde la ignorancia y/o desde la maledicencia. Si se lee con detenimiento ésta se puede llegar a la conclusión de que esa era la salida al ERE. En una mesa de negociación normal se hubiera trabajado en ese sentido, pero con sindicatos rancios y radicalizados es muy difícil buscar puntos de encuentros. Cuando USO puso sobre la mesa la propuesta la reacción del resto del comité fue bochornosa. Abandonaron la reunión y enviaron mensajes telefónicos a los piquetes diciendo que USO estaba negociando a solas con la empresa. La subidas a la sede del ORECLA de esos compañeros muy conocidos por sus actitudes democráticas no merece más que desprecio y rechazo.

El matonismo no tuvo el efecto pretendido. USO mantuvo la propuesta y la defendió. Tuvo qué soportar insultos y pasillos organizados pero la mantuvo hasta el final. La propuesta no fue defendida por el resto del Comité salvo en momentos concretos. Ni que decir tiene que no hubo otra propuesta realizada por estos compañeros, sólo intentos de boicot.

Acabada la negociación a las 21horas, la FEVE puso el límite, los sindicatos estaban dispuestos a firmar el acta final y cerrar la negociación. USO se negó a firmar si no se ofrecía a los trabajadores la última palabra. USO sabía que aquello tenía muchas papeletas de significar el despido de la plantilla y no estaba dispuesto a que 9 sindicalistas firmasen la defunción de tantos puestos de trabajo. Se aceptó , pero con trampa.

Sin título-6No merece extenderse en estos momentos porque los trabajadores saben que ocurrió aquel día 24 septiembre. Los sindicatos UGT-SU boicotearon un referéndum solicitado por USO y CCOO simplemente se acojonaron con la presión de los piquetes. Recordar a los asesores externos Juan Ramón(CC.OO) Pontones (UGT) y Gruber (SU) con su símil de pistola y balas en el cargador, resulta a estas alturas patético.

Trasmitieron a los trabajadores la certeza de que la empresa no iba a ejecutar los despidos. Ninguno de estos ha pedido perdón por lo sucedido y menos por la cobardía de unirse como vulgares piquetes a intentar demonizar a quien intentó evitar el desastre.

Epílogo

Acaba el año 2013 y lo hace de la peor manera. Una fábrica cerrada y muchos trabajadores desempleados. Un año que pasará a la historia negra de nuestra comarca. No sabemos si se podía haber evitado este desenlace pero si estamos seguros que nunca el comité debía haber propiciado los movimientos para que la empresa justificara el cierre. La empresa ha llevado a los trabajadores por donde le ha interesado y todo ello con un comité de muy baja calidad y anquilosado en tiempos pasados.

Analizado lo sucedido este año queda en evidencia que la mayoría del comité nunca tuvo conciencia del problema real de la empresa y éstos, desde su ignorancia, quisieron aprovechar la situación para eliminar a USO. Lejos de conseguir este objetivo el sindicato USO es hoy mucho más fuerte que hace un año y cuenta en su afiliación con muchos altas de ex-afiliados de otras formaciones, algunos de ellos miembros muy cualificados del sindicato mayoritario de Sniace. Pero esto no deja de ser una cuestión menor. Lo relevante es que cerramos el año con la empresa parada.

Nuestra voluntad es que la palabra futuro tenga sentido y esta fábrica pueda volver a ser el sustento de muchas de las familias de nuestra comarca. Para ello trabajamos y en ese camino nos encontrarán el resto de sindicatos. Por encima de todo se encuentra los intereses de los trabajadores y USO está y estará en disposición de trabajar con aquellos que aparquen el sectarismo y luchen realmente por defender a los trabajadores.

Feliz y próspero año 2014 para todos.

 

4 Comentarios

  1. Enhorabuena a este sindicato. Lástima que no tenga mayoría en el comité. Otro gallo hubiera cantado.

     
  2. Lo mismo digo enhorabuena y seguid así.
    Felices fiestas y próspero año.

     
  3. En estos momentos no hay mas que un comentario,cada dia menos trabajadores apoyan las manifestaciones. CCOO UGT y SU con su vonsigna o todos o nadie apostaron por nadie con un Portilla sumiso.

     
  4. El desastre de UGT en Sniace es una realidad. No solo Juanjo se larga, muchos otros lo han hecho también. La gente que tiene un poco de cabeza se está marchando del sindicato, otros no lo hacen por el tema de los abogados y las demandas. Es una lastima que solo USO esté defendiendo con inteligencia esta situación, los demás son unos aprendices de kaleborroka y poco más. Así no vamos muy lejos. Yo sigo en UGT porque no quiero pagar abogado, pero ni voy a sus convocatorias ni me engañan mas.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.