Inicio / Ultimas noticias / 2013, un año para olvidar ( III )

2013, un año para olvidar ( III )

Con el escenario descrito de una oposición política aprovechando la crisis de Sniace para arrimar el ascua a su sardina y unos sindicatos, por decirlo de algún modo, poco informados, que también pretenden sacar tajada sindical, se encaran unos meses en los que los avances reales en la posible solución de la crisis son nulos y lo único en que se trabaja es en las elaboraciones de los “calendarios de movilizaciones”.

No hay más trabajo, no hay más ideas. Quienes conforman la mayoría estable del comité, convocan al mismo para enunciar los paseos en bicicletas, marchas nocturnas, con velas, marchas capitalinas, persecuciones a políticos del PP, acampadas, animaciones de actos ajenos, etc. Todo ello en un pack. Los demás, es decir USO y Juan José González – lo que había de sentido común en la UGT fue expulsado – de convidados de piedra, en un trágala de la mano de la mayoría UGT-SU.

Ni que decir que las propuestas de USO eran de manera sistemática rechazadas. Aunque estas estaban más encaminadas a buscar interlocutores, mesas de encuentro, diálogo y alternativas a la situación. Ni en un solo momento se consideró meter en un coche a los portavoces del comité y, juntos, intentar abrir despachos y tornar voluntades, buscar información y ayudas para dar una salida. Ese capítulo de la guía Michelín de conflictos parece ser que lo olvidaron.

Desplazarse sin los trabajadores no estaba, ni está, contemplado para este mediático y mediocre comité. Parecen desconocer que lo que quieren los trabajadores son soluciones y les importa más bien poco las escenografías y los aburridos discursos ante la masa de un pretendido líder sindical que quiere, de manera indisimulada y grotesca, emular a su antecesor.

Rubalcaba , Junta General de Accionistas y otros

lidia-rubalcaba_478x318Ha habido muchos momentos donde la estrategia de acoso y derribo de la alternativa sindical al asamblearismo que supone USO se puso, de manera clara y sin rubor, de manifiesto; más allá de esas acciones cotidianas como que miembros del propio comité jaleen en las asambleas, escondidos tras las columnas, a los trabajadores contra quien no opine como la mayoría del comité. Estas bufones, y no sólo referido a la estatura de alguno de ellos, se crecen cuando el escenario es más importante. Y que mejor escenario para hacer el ridículo que la visita del secretario general confederal del PSOE.

Durante la visita de este importante interlocutor pasaron muchas anécdotas. Una de ellas era la cara de aburrimiento que dibujaba el secretario general socialista durante los veinte minutos en que el secretario del comité tardó en glosar la historia de la lucha obrera de Sniace. Ni que decir tiene que de ir a asuntos concretos para buscar salidas concretas nada de nada. Ese fue precisamente el trabajo de USO; de ahí conoció la reglamentación sobre valores de inmisión de SC2 y la medida que podía significar la apertura de Viscocel. Aunque el momento estelar fue la salida a la verja de Alfredo Pérez, más conocido por el apellido materno, Rubalcaba.

El secretario del comité insistió al líder socialista en visitar a los trabajadores en la verja. Después de un toma y daca, éste accedió. Ya con los bufones- agitadores apostados, el séquito se fue acercando al medio centenar de trabajadores allí presentes. La sorpresa de algunos de la comitiva, no de todos obviamente, fue que el lema preferido no fue loar al de Solares. Los agitadores, algunos miembros del comité y otros de las secciones sindicales de UGT-SU, se dedicaron a coro, con cánticos ensayados, a insultar al portavoz de USO en Sniace.

Ni que decir de la cara de sorpresa de Don Alfredo, ni la cara de circunstancia del resto de la visita. Destacar a J.M Colio por su cabreo por lo sucedido. El ridículo estaba servido y había quedado patente, una vez más, el localismo, falta de nivel y de visión de juego de estos valientes “compañeros”. El propio Rubalcaba pedía información porque no entendía nada. Cuando conoció el asunto entendió menos. Su afán de destruir al que piensa diferente llevó a unos presuntos sindicalistas a escribir una penosa página en la historia de nuestra empresa.

Otra de las jornadas que definen y glosan la estrategia de los compañeros de UGT-SU (no sabríamos distinguir y valorar su acción sindical en Sniace por separado) fue la celebración en Madrid de la Junta General de Accionistas de Sniace. Después de 500 kilómetros de incomodidad y sueño, tres autobuses dejan en Madrid a 300 trabajadores. El deseo, cuando se levantaron a media noche, era conocer lo que se podía decir de su futuro próximo por los dueños de su empresa y de paso enviarles, con su presencia, un mensaje reivindicativo de que tras el problema económico hay seres humanos. Eso es lo normal.

Lo sucedido fue otra cosa ya que los bufones – agitadores tenían otros planes.

Comenzó la Junta y USO estaba donde ha estado en los últimos doce años, atentos a lo que sucede en la reunión para valorarlo y tener la mejor información para trasladarla al conjunto de trabajadores. Tras unos minutos del comienzo alguien envía un mensaje al exterior con mensaje “Sí, están dentro”, en breve instantes los bufones – agitadores unen sus voces para volver a insultar desde el exterior al portavoz de USO. Una y otra vez corean sus valientes proclamas y olvidan y hacen olvidar al resto de viajantes a qué coño han ido a Madrid. En este caso, los que estaban felices eran los miembros del Consejo de Administración, ya que parecía que la cosa no iba con ellos. El minuto de oro del día fue sin duda para la estrella emergente Pérez Portilla.

Sin título-4Ya acabada la Junta, el Sr Portilla entró con un séquito de fotógrafos al salón del hotel del Hotel Sanvy y buscó la instantánea con Blas Mezquita. Se excusó por perderse lo dicho en la Junta por estar atendiendo a los medios informativos, entre ellos la BBC. Imaginamos que ese medio británico llevaría la entrevista a horario prime time por lo importante del documento. Lo dicho, había nacido una estrella.

Qué importa que los trabajadores desplazados a Madrid, que abonaron su billete, no tengan ni pajolera idea de lo ocurrido en la Junta de su empresa porque nadie se lo puede explicar. Los objetivos estaban cumplidos. Pero no se entiende desplazar a 300 trabajadores a Madrid para acosar a los representantes del sindicato que sí estaba haciendo su trabajo.

Se dio la paradoja que cuando los trabajadores regresaron a sus casas pudieron conocer lo ocurrido en la Junta… a través de la página web de USO-Sniace.

La Junta y la visita de Rubalcaba fueron sólo dos momentos a recordar que hablan por si solos de la estrategia de SU-UGT. Pero ha habido muchos más. Enumerarlos todos sería un auténtico serial pero hay algunos que mueven al bochorno. En la concentración de la Feria de Automoción, una de las primeras movilizaciones recordada por un tomatazo, el portavoz de USO se encontraba enfermo. Su no comparecencia fue coreada por los voceros/as habituales en un aviso de lo que le esperaba en un futuro.

A estos les debió parecer que esa ausencia era destacada. Que allí no se encontrará ningún líder del SU (estaban de finde) no debió parecerles reseñable. Esa fue una constante en los 9 meses posteriores. Controlar si USO estaba en la pancarta, si iba o si venía ¿ Los demás? No importaba. Miembros relevantes del comité viajaron a Euro Disney, vacaciones veraniegas placenteras, fines de semana largos, etc. en lo más álgido de la crisis. Cuando regresaban, relajados y tostados, incendiaban las asambleas puño en alto al grito de ¡lucha obrera!….

Recordemos aquel memorable momento cuando Juan Ramón Soriano, asesor de CC.OO (le recordarán por aquel que decía: “compañeros tranquilos que no va a haber despidos” desde la balconada de la cafetería) se disculpa de la ausencia de su único representante en el comité diciendo, en unos de los momentos claves del conflicto: “Hoy habló yo porque Luis está de vacaciones”.

Al menos se le agradece su sinceridad.

(Continuará…)

 

2 Comentarios

  1. Estas tres paginas es lo mas sensato que he oido en los ultimos meses de sniace, algunos no se dan cuenta de que torrelavega ya esta hasta los coj… de sniace,y esto es unicamente por culpa de las protestas “irracionales” de los trabajadores.
    ¡Los ciudadanos de torrelavega no tenemos la culpa de lo que ha pasado en sniace!, la solucion no pasa por apedrear al alcalde (que es el nuevo de la clase), ni por provocar atascos enormes que solo molestaran a los ciudadanos, irrumpir a gritos en una feria de coches, chafarle las fiestas a los ciudadanos, la solucion pasa por hacer que la empresa sea viable, y que yo sepa ocupando bancos no se mejora ninguna empresa.

     
  2. parafraseando al ccoo

    VERDAD DE CANUTO

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.