Inicio / Información económica / Sniace no arrancará hasta que no se conozca el reglamento del Decreto sobre fiscallidad energética

Sniace no arrancará hasta que no se conozca el reglamento del Decreto sobre fiscallidad energética

sniace (6)
Las tres partes implicadas en la crisis de Sniace se dieron cita hoy miércoles en una nueva ´reunión tripartita´. Foto: DM

La esperada reunión tripartita no ha servido para despejar el futuro de Sniace. Las incógnitas permanecen y si cabe se añaden alguna más que, según fuentes de la empresa, podría conocerse tras la reunión que mantendrá el Consejo de Administración mañana jueves en Madrid.

Los asistentes a la misma fueron los representantes del Gobierno de Cantabria, con su presidente Ignacio Diego a la cabeza y los consejeros de Industria y Medio Ambiente, la representación empresarial que lideró Miguel Gómez De Liaño y que estuvo acompañado de Fernando Gómez y técnicos de la empresa. Por parte sindical, representantes de los 4 sindicatos presentes en el comité acompañados algunos de ellos por asesores externos.

La reunión consistió en reeditar los contenidos de las reuniones bilaterales llevadas en la sede del Gobierno pero en esta ocasión a tres bandas. El Gobierno de manera machacona quiso dejar claro en las diferentes intervenciones que ellos habían cumplido con lo que la empresa había solicitado.

Medio Ambiente

El consejero Javier Fernández realizó una exposición de los pasos llevados por su Consejería durante su mandato desgranando uno a uno los temas en que se ha intervenido. Con respecto al sulfuro de carbono, Fernández dijo que “jamás un parámetro medioambiental había ido para atrás en España” y en este caso se había hecho porque la empresa “tenía razón” en su solicitud ya que era lógico adaptarlo a los parámetros que marca la OMS. Fernández agradeció al Ministerio de Arias Cañete “su sensibilidad” con este asunto. El Consejero recordó que en ese Ministerio se “sorprendieron al conocer la petición de elevar el parámetro” ya que el anterior Gobierno cántabro lo había solicitado anteriormente “pero para rebajar aún más la cifra” algo que para Fernández “haría imposible abrir Viscocel”.

Fernández dijo que las cuestiones “transcendentales” en materia de medio ambiente estaban todas resueltas y que Sniace podía cumplir al 100% toda la legislación en esa materia. Por último, dijo que la Autorización Ambiental Integrada podía estar resuelta en los próximos meses para acometer una arrancada de todos los procesos con garantías jurídicas.

Por su lado la empresa se mostró de acuerdo, con algunos matices, con el Consejero de Medio Ambiente con la afirmación de que todos los “problemas insalvables estaban resueltos” y por tanto esos no serían un obstáculo para poner en marcha los procesos de nuevo.

Energía

El capítulo energético centró la mayor parte del debate. El Gobierno cántabro, en boca del consejero Arasti, dijo que “había ejecutado todas las peticiones de la empresa en su totalidad” y que por tanto se manifestaba “satisfecho”. El consejero de Industria, en su intervención, hizo un repaso de lo realizado tras la implantación del llamado céntimo verde. Según Arasti, el impacto de las medidas impositivas a la producción eléctrica y al consumo de gas se eleva, rebaja del Gobierno incluida, a 6,6 millones de euros. Desde la empresa se discrepa en esta cifra ya que sitúa la misma en 7,8 millones de euros. Aunque las dos partes reconocieron que la diferencia no era sustancial si mantuvieron la discrepancia.

El régimen fiscal de la turbinas es la piedra angular del problema de Sniace en estos momentos. La desaparición del llamado Régimen General tras la aprobación del Real Decreto-Ley 9/2013 de Medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico y la indefinición del actual marco denominado “régimen económico primado” ya que se encuentra pendiente de elaboración y aprobación un Decreto que regule la cuantía exacta que deberán abonar las empresas, provoca, según Miguel Gómez, la imposibilidad de conocer la viabilidad económica de la planta de cogeneración y por ende, del resto de fábricas.

El portavoz actual de Sniace, Gómez de Liaño, señaló como “tremendo interrogante” saber que es lo que va a hacer Sniace en el corto plazo. En ese sentido, Fernando Gómez fue tajante al afirmar que “en estos momentos que nos han quitado dos primas a la cogeneración (reactividad y eficiencia)”, que valoró en 9 millones de euros anuales, dijo que “estamos peor que nunca”. Aunque apuntó que esta circunstancia es temporal en tanto en cuanto no entre en vigor el nuevo régimen que se espera sea antes de fin de año. Ignacio Diego intervino en ese punto para decir que “en 1 o 2 meses se sabrán las cuentas. Según el presidente del Gobierno cántabro, de las más de 800 plantas cogeneradoras de España, la de Sniace era la que mejor parada salía con el Real Decreto aprobado. Citando fuentes de ACOGEN, patronal del sector, Diego dijo que “Sniace saldría como un tiro con este cambio legislativo”.

En el apartado de reproches, aunque tibios, Miguel Gómez criticó las declaraciones de Eduardo Arasti en referencia a que Sniace había recibidos “ayudas” por un montante de 150 millones de euros en la cogeneración. Gómez de Liaño preciso que esas primas las reciben todas las cogeneradores y en mayor cuantía que Sniace. Liaño reprochó el que pudiera parecer que “a Sniace se le daban billetes sin mas”.

La empresa insistió en que el actual marco de indefinición y retirada de primas en este periodo hacía imposible el acometer la puesta en marcha de los procesos en estos momentos y que “solo cuando se concreten se podrá arrancar”. No obstante, la empresa reconoció, tras un breve desencuentro con Ignacio Diego, que la situación “es mejor que la anterior” refiriéndose una vez que entre en vigor la nueva legislación.

Plazos

La palabra plazos se convirtió en una de las más repetidas por la empresa. Para su portavoz, Gómez de Liaño, “el tiempo es fundamental”. La preocupación por el calendario de cumplimientos de las medidas expuestas por el Ejecutivo era una constante en la bancada empresarial.

Liaño informó que la empresa trabaja en “tres escenarios”, unos sería volver a la situación anterior al ERE de diciembre, otro contar con Celltech y fabricar FR y el último tener activo solo a Celltech.

Precisamente, Liaño informó que mañana se reunirá el Consejo de Administración de Sniace y el asunto de los plazos tendría una singular importancia. Fruto del calendario que se prevé, Liaño no descartó que mañana se puedan tomar decisiones importantes refiriéndose a un proceso concursal.

Retirada de expediente de extinción

La solicitud de retirada del expediente de extinción presentado el pasado día 23 de agosto centró la petición de los sindicatos presentes en el comité de empresa. A esta solicitud, Gómez de Liaño dijo que lo trasladaría al Consejo de mañana pero que había sido presentado por recomendación de los expertos de la empresa y que era debido cuestiones legales tras la concatenación de expedientes temporales. Quiso concluir el asunto diciendo que no se retirará el expediente pero “que nadie se alarme”.

Conclusiones

Al final del encuentro se realizaron las valoraciones sobre la reunión y la situación de Sniace. Para miguel Gómez de Liaño “sale optimista de la reunión” y que no es “tan pesimista” con la situación de la empresa. También dijo que “hay que luchar para no cerrar Sniace” pero reconoció que a día de hoy “no sabe si le salen las cuentas a Sniace”,

Por su parte, Ignacio Diego se centró en trasladar el mensaje de que el futuro energético de Sniace será mejor y que el Gobierno ha hecho los deberes para con Sniace. La última palabra de la reunión salieron de su boca para decir precisamente que “ la última palabra la tiene ahora la empresa”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.