Inicio / Información Sindical / La reunión a tres bandas no despeja el futuro de Sniace

La reunión a tres bandas no despeja el futuro de Sniace

Reunión Comite, Gobierno y Empresa

El acto lo inició Ignacio Diego quien desgranó punto por punto en los que estaba trabajando el Gobierno y relacionados con la crisis de Sniace. En el aspecto medioambiental destacó las inversiones de Sniace en la EDARI y anunció la presentación para el próximo otoño de una Ley de Saneamiento para Cantabria con la inclusión de  primas para aquellas industria que saneen previamente los vertidos al medio marino, dando así curso a una reivindicación sindical. Actualmente, gracias a la reducción de la carga contaminante de Sniace el canon de saneamiento se ha reducido considerablemente. Con respecto a la Autorización Ambiental Integrada dijo que los vertidos de Sniace cumplían con lo requisitos de esta y que ese viejo problema no sería tal en el futuro. Con respecto a la utilización de la EDARI para tratar aguas urbanas, el presidente confirmó la compatibilidad de los dos residuos para ser tratados pero dijo existir problemas jurídicos pero que se estaban trabajando en su solución, aún así apuntó  que la proyección económica de esa operación era limitada.

En el asunto energético, Diego informó que desde el Ministerio de Industria y Energía se estaba  tramitando la solicitud de cambio de tarifa para una de las turbinas  de la cogeneración, lo que llevaría a la empresa a poder acceder a unas primas que compensarían el llamado céntimo verde. Con respecto a esta carga fiscal, Diego resaltó lo que para él era un logro del Ejecutivo cántabro, al conseguir la aplicación de un impuesto reducido a una parte de la energía consumida.

Tras la exposición del presidente regional, intervino Blas Mezquita. Éste dijo estar “congratulado del acierto del Gobierno cántabro” en los temas en que ha intervenido y recordó que el Consejo de Administración de Sniace había felicitado al presidente por su gestión en la reducción del céntimo verde. Mezquita, entró a comentar los puntos en los  que había solicitado la empresa la intervención del Gobierno para su mejora. Como denominador común, Mezquita dijo que “en todos se habían producido avances” pero eludió en todo momento hacer un balance del impacto en el futuro de la compañía. El presidente de Sniace despachó todos los puntos  diciendo que la empresa hará una valoración cuando se concreten. Volvió a recordar a los presentes que era necesario conocer el resultado económico final de todos puntos para saber si una parte o un todo de Sniace es viable para  “conocer la foto del 16 de julio” en referencia al final del actual ERE. Para finalizar, Blas Mezquita dijo que Sniace “estaba menos difícil que hace 3 meses”.

Se produjo alguna intervención del Consejero de Medio Ambiente para explicar asuntos de carácter técnico y ninguna por parte del Consejero de Industria, Eduardo Arati, una vez más convidado de piedra.   

Al finalizar la reunión, las diferentes valoraciones fueron dispares. Para la empresa y Gobierno fueron positivas pero para el comité de empresa, más pesimista, destacó que  la indefinición de la dirección de la empresa  augura momentos difíciles para los trabajadores y no despeja en absoluto su futuro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.